Espacio de Juego

Ofrecemos un espacio de juego, inspirado en la pedagogía Waldorf, donde el objetivo principal es que los niños y niñas se sientan bien atendidos y felices. Para lograr este objetivo hemos creado un espacio con las siguientes características:

Proponemos un espacio tranquilo, acogedor y familiar

Porque creemos que hay que proteger a la primera infancia del exceso de estímulos, y del ritmo acelerado de la ciudad, favoreciendo así un desarrollo más natural y sano.

Sabemos que un espacio de calma favorece un desarrollo físico, mental, emocional y afectivo saludable.

Pensamos que los niños y niñas menores de 3 años, deben estar en ambientes lo más parecidos a una casa o gran familia.

Además consideramos que el ritmo y la rutina son muy importantes en los primeros años de vida

El día a día lo adaptamos al ritmo y a las necesidades de los infantes. Las educadoras se trasladan al mundo infantil ofreciéndoles el tiempo necesario para sus quehaceres: lavar manitas, sacar zapatos…

Seguimos un ritmo anual teniendo en cuenta los ciclos de la naturaleza: las estaciones. Según la estación en la que estamos, hacemos unos cuentos, canciones y rimas determinadas, siempre relacionados con dicha estación.

Mantenemos un ritmo diario en el que hay momentos para el juego libre, tanto en la sala como en el patio, momentos para descansar, para escuchar, para estar sentados todos juntos… Creamos una rutina donde niños y niñas se sienten como en casa. Dentro de este ritmo, ofrecemos pequeñas actividades durante la semana:

  • Lunes: pintamos con ceras naturales, acuarelas…
  • Martes: hacemos juegos de falda, juegos psicomotrices
  • Miércoles: explicamos un cuento con títeres
  • Jueves: hacemos pan.

El movimiento libre es muy importante para nosotros

Nos basamos en los estudios de Emmi Pikler.

Dejamos que los infantes vayan adquiriendo autonomía de su propio cuerpo, a su propio ritmo, acompañando sus procesos desde la observación y el respeto. sin intervenir ni dirigir sus propios progresos.

Cuidamos mucho nuestra actitud en nuestra forma de estar y hacer, ya que tenemos en cuenta que los niños y niñas imitan

Por esto consideramos importante un número reducido de infantes, porque se puede estar presente, con calma, dando la atención necesaria y al ritmo que necesitan.

La mayoría de los juguetes y materiales que ofrecemos son de materias naturales como la lana, el metal o la madera, porque aunque vivimos en la ciudad queremos dar experiencias con materiales que provienen de la naturaleza.